jueves, 26 de septiembre de 2013

Los usuarios vigilan cada vez m�s la privacidad de sus datos

Los internautas vigilan cada vez más la privacidad de sus datos. 2 de cada 3 cuida especialmente dónde y con quién comparte esta valiosa información. Una realidad que refleja el estudio "Consumer Data Privacy", acerca de cómo los adultos cuidan su privacidad online.

La encuesta, realizada por TRUSTe muestra que 9 de cada 10 adultos considera importante o muy importante vigilar la privacidad de la información que comparte online. Esta concienciación ha aumentado aproximadamente un tercio desde el año anterior (64%).

El estudio evidenció asimismo un importante rechazo hacia el hecho de que los anunciantes registren sus movimientos online y los utilicen con intereses comerciales. Según TRUSTe, el 52% de los internautas no quiere que las marcas guarden esta información, para posteriormente perseguirles con sus anuncios por toda la red. Solo el 8% se mostró a favor de esta práctica.

En el caso de los usuarios de smartphone, este rechazo es todavía mayor. El 69% de ellos no quiere que las marcas registren sus pasos. En la edición anterior de este mismo estudio, publicada a principios de año, se indicaba también que el 81% de los usuarios de smartphone evita instalar en su dispositivo aquellas aplicaciones que considera que no protegen sus datos.

Las empresas han de ser conscientes de esta realidad, y respetar la voluntad de sus clientes. Un 35% de los internautas ha dejado de comprar a una marca con la que no compartía su política de protección de datos. Cada vez más clientes se toman la molestia de proteger su información, bien sea configurando la privacidad en sus perfiles sociales, borrando las cookies, utilizando la navegación como incógnito o instalando algún filtro que impida el registro de su información.

Tal como muestra el estudio, los usuarios están cada vez más preocupados por el uso que las empresas hacen de sus datos en internet. Por tanto, las empresas han de compensar a sus clientes utilizando estos datos para ofrecerles un trato personalizado, para beneficiarles con propuestas exclusivas, y ventajas que mejoren su experiencia con la marca. Siempre y cuando el cliente haya dado su consentimiento expreso para comprartir este tipo de información.



View the original article here